Rodrigo, en Barcelona mientras avanza la negociación entre los clubes: el fichaje rondaría los 60 millones