Las risas del banquillo del Barcelona con el gol de Aleix Vidal