Los representantes de Gareth Bale siguen en China negociando su salida del Real Madrid