La relación Nuno-Negredo está rota por mucho que firmen la paz