El reglamento interno de Luis Enrique: multas, sin tardes libres y horarios fijos