¡Lo nunca visto! Se mete por debajo de las piernas de su rival sin perder la bola