El reencuentro de Zidane y Ancelotti: abrazo en el vestuario y despedida con mosqueo