Los 32 deportistas que corren la Red Bull X-Alps tendrán que recorrer más de 1200km ayudados por un parapente