La dura recuperación de Modric enciende las alarmas por ‘lukadependencia’