La policía rusa no reconoce a Maradona y le mantiene retenido fuera del estadio antes del partido inaugural