La reconciliación de Griezmann con su afición: ¡vaya abrazo del Cholo!