La afición del PSG prepara un recibimiento hostil a Neymar: insultos y pancartas para el brasileño