El recibimiento del vestuario de Argentina a Messi y su conversación con Ruggeri tras los tres golazos a Ecuador