Los recados de Neymar al Barcelona: una ‘guerra’ que no ha hecho nada más que empezar