El autobús del Madrid llega al Bernabéu: la afición recibe a su equipo como en las grandes noches