El Madrid, a la final del Mundial de Clubes rozando uno de los mayores ridículos de la historia ante el Al-Jazira