El Real Madrid, molesto con Zidane tras conceder un día libre después de la derrota ante el PSG