El Barcelona se da un festín y asesta el golpe definitivo al Real Madrid de Lopetegui (5-1)