El Real Madrid ya tiene la autorización para jugar en el Alfredo Di Stéfano los seis partidos de Liga que le quedan como local