La razón que convence a Neymar para plantearse su llegada al Real Madrid: ocupar el lugar de Cristiano en el vestuario