Ramos bajará de la grada y levantará el trofeo de La Liga en el Bernabéu