Ramos, en la alfombra más grande del mundo: mide más de 5.000 m2 y vale 450 millones de euros