Se nos casa Rafa: quedan pocas horas para la boda de Nadal y la fortaleza de Pollença ultima los preparativos