Puntos imposibles y nunca rendirse: Nadal volvió a ser letal en la Copa Davis