El cansancio extremo de Rafa Nadal tras ganar su 19º Grand Slam: Carlos Moyá le tuvo que ayudar a ponerse los pantalones