Locura en las gradas de Australia cuando a Nadal se le escapa una bola y un aficionado la caza al vuelo