Rafa Mir se llena de balón y estrella su disparo en el poste