La verdad de la cena del Barça: quién pagó y cómo fue la arenga de Setién