Quaison finaliza una jugada perfecta de Suecia para hacer el primer gol