Una pubalgia aleja a Kaká de los terrenos de juego hasta el 3 de enero