¡A prueba de ultras! Así es el estadio con más vigilancia del mundo