Un petardo provoca una estampida de aficionados atemorizados en París