“La caradura de Bale no tiene límites: lesionado, vio a Gales ya clasificada antes de volver a Madrid”