“La Superliga es una guerra de ricos entre la UEFA y los clubes más poderosos”