“Mucho más grave que la risa de Hazard es su falta de profesionalidad”