"España no puede tropezar ni una vez más y, además, hay que esperar a ver qué hacen los suecos"