Savic tiró una bota al Profe Ortega y los jugadores tuvieron que separarlos en el vestuario