La presentación uno a uno de los campeones del mundo en Colón: de ‘nuestro Leonardo Da Vinci’, al “rey del mundo”