Las preocupaciones del Barcelona: ¿cómo puede salir de esta situación?