La preocupación de Leo Messi: teme una temporada en blanco si sigue esta situación