Los dos precedentes a los que se agarra Guardiola para remontar al Liverpool