Dos jugadas polémicas en 46 segundos dieron el pase a ‘semis’ al Real Madrid