La poca efusividad de Cristiano tras el gol de Bale