La plantilla del Real Madrid vería con buenos ojos la llegada de Zidane al banquillo