Un fan se planta delante del autobús de Zidane para que le firme su muñeco