El plan de Setién para empezar con buen pie en el Barça: seducir a Messi con su discurso