El Real Madrid jugó con uno menos: las estadísticas ante Osasuna que deberían avergonzar a Bale