La perla del fútbol que todos los grandes quieren: Kai Havertz