Los periodistas se cansan de esperar a Luis Enrique y ¡pitan que llegara una hora y media tarde!