La celebración de Pep Guardiola emulando la carrera de Stamford Bridge pero con distinto final